¡Llámanos!

(+34) 868 06 46 40

Horario

L-V: 9:00–21:00

¡Pide tu cita!

Ven a vernos sin compromiso

¡Llámanos!

(+34) 868 06 46 40

Horario

L-V: 9:00–21:00

¡Pide tu cita!

Ven a vernos sin compromiso

Consejos para mantener tus dientes sanos en halloween

Halloween es una fecha del año que asusta a niños y a dentistas de todo el mundo y está a la vuelta de la esquina. Una celebración en auge ligada a una imagen: bolsas y bolsas de caramelos, dulces en todas sus expresiones y formatos al alcance de la mano y reservas de azúcar a dos inviernos vista.

Aunque es un momento festivo, lleno de disfraces y muchos dulces, estas vacaciones encantadas pueden causar estragos en la salud de tus hijos, y también en la tuya.

No pasa nada por comer caramelos en Halloween, pero es importante tener un plan:

Elige bien:

Algunos dulces y golosinas son peores que otros con respecto a la salud de tus dientes, elige bien las chuches que vais a comer. Como regla general: Los caramelos duros tardan en diluirse, y si los masticas para acortar el proceso, se pegan al diente y las golosinas pegajosas se adhieren a las piezas dentales y que la saliva tarda mucho más tiempo en limpiar. Este tipo de golosinas dan a las bacterias mucho más margen para producir ácidos que debilitan el esmalte.

¡Busca alternativas! Caramelos y chicles sin azúcar; chocolate negro y dulces que no sean excesivamente ácidos, porque deterioran el esmalte, son algunas opciones.

Evita el atracón:

Son irresistibles, y más con la tentación de Halloween, cuando llegan por docenas. Pero intenta racionar la ingesta de dulces. Selecciona tus golosinas favoritas, y comparte las demás.

Hazlo en el momento justo :

Come los dulces de Halloween (y otros alimentos azucarados) con las comidas o poco después de comer. La producción de saliva aumenta durante las comidas. Esto ayuda a contrarrestar los ácidos producidos por las bacterias que hay en tu boca y lava las partículas de comida.

Espera para lavar los dientes :

Lavarse los dientes después de comer está bien, pero lo conveniente es esperar un poco antes de hacerlo. Cepillar los dientes justo después de comer puede hacer que se dañen los dientes. Algunos alimentos afectan el esmalte, por lo que si te cepillas los dientes justo después de comerlos, corres el riesgo de dañarlo mientras todavía está sensible. Bebe agua para enjuagar el azúcar después de comer, pero espera al menos 30 minutos antes de cepillártelos.

Stop a las bebidas azucaradas:

Si ya de por sí deben excluirse de la dieta, evítalas especialmente estos días: con los caramelos de Halloween el cupo está más que cubierto.

Ten cuidado con el maquillaje dental :

No solo los dulces pueden dañar tus dientes en Halloween. También debes tener especial cuidado con cómo maquillas tus dientes. Esta fiesta es muy dada a maquillar tus dientes para que parezca que te faltan algunos o que están en muy mal estado. Utiliza solo maquillajes aptos para dientes, o puede que el efecto que consigas sea algo más que un disfraz.

‘Dentaduras vampirescas’:

cuidado Esas piezas dentales que dan apariencia de vampiro son frecuentes en Halloween, pero ojo: usarlas durante demasiado tiempo seguido puede acabar irritando las encías. Hazte la foto de rigor con tu terrorífica dentadura, y guárdala.

Establece una hora del día para comer los dulces de Halloween. Este ritual «tiempo de trato» puede durar mucho después de Halloween y ayudar a promover un pensamiento saludable acerca de los dulces.

Los niños aprenden que comer dulces no debería ser una fiesta de todo el día. La moderación es la clave.

Saber que tienen un momento dulce específico puede ayudar a que los niños se vean menos inclinados a pensar en comer dulces en otros momentos del día.

No descuides tu cepillado dental, incorpóralo siempre a tu rutina tras cada comida. ¡También en Halloween! Que tanta celebración no te haga perder el hábito.

Revisa el estado del cepillo de dientes de tu hijo de vez en cuando. Si no se ve un poco desgastado al cabo de algunas semanas, puede que no se esté cepillando bien los dientes.

Las visitas periódicas al dentista son un paso importante para blindar tu salud oral. Dos revisiones anuales pueden evitar la aparición de caries y gingivitis, las patologías más frecuentes, y ayudan a detectar a tiempo otras lesiones.

¡A disfrutar de Halloween!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿En qué puedo ayudarle?