¡Llámanos!

(+34) 868 06 46 40

Horario

L-V: 9:00–21:00

¡Pide tu cita!

Ven a vernos sin compromiso

¡Llámanos!

(+34) 868 06 46 40

Horario

L-V: 9:00–21:00

¡Pide tu cita!

Ven a vernos sin compromiso

Invierno y salud dental

Invierno y salud dental

Ya os advertimos que en verano hay que tener un cuidado especial con nuestra dentadura (Invierno y salud dental).

Tomar alimentos fríos, comer a deshoras y descuidar nuestra higiene dental en vacaciones son factores que perjudican nuestra salud bucodental. Pero no por ello en invierno tenemos que dejar de tener cuidado con nuestra salud bucodental.

sensibilidad dental

Casi un 40% de la población adulta sufre sensibilidad dental, una dolencia provocada por el desgaste de la superficie del diente o de un problema de retracción de encías, entre otras causas, que nos produce un dolor en nuestras piezas dentales.

Es una dolencia que todos acusamos más en verano, ya que es cuando más helados y bebidas frías tomamos. Pero el frío también la puede agravar, ya que los alimentos excesivamente calientes también pueden provocarnos cierto dolor dental.

Al ingerir una bebida muy caliente, el cambio brusco de temperatura que se produce afecta a la pulpa del interior de los dientes, formada por nervios y vasos sanguíneos que se dilatan ante estos cambios. Esto produce dolor, y con el paso del tiempo se retrae y se calcifica la zona, lo que conlleva a una pérdida de sensibilidad y, en el peor de los casos, perder la pieza.

Invierno y salud dental

Los cítricos

Los cítricos, especialmente las naranjas, son uno de los habituales durante el invierno debido a la creencia popular de que gracias a su alto contenido en Vitamina C ayudan a prevenir los resfriados y gripes. Pero numerosos estudios recientes han demostrado que no es así. Los efectos de tomar multitud de cítricos no tienen efecto alguno sobre la prevención del catarro o de la gripe, tan solo en deportistas extremos que realizan su actividad en lugares fríos, como los esquiadores, se puede notar algún efecto de prevención, en el resto de personas, no.

Lo que sí que provoca el consumo abusivo de cítricos es deteriorar nuestra salud oral. Los ácidos que contienen debilitan el esmalte dental dejándolo más vulnerable ante las bacterias y aumenta el riesgo de sufrir caries. Otra consecuencia es el reflujo de estómago que pueden causar al irritarlo, y este reflujo también perjudica a los dientes.

No por ello hay que dejar de tomar cítricos, tienen unas propiedades extraordinarias para fortalecer los huesos, aportar nutrientes, mejorar el tránsito, previenen el estrés…son un alimento indispensable, pero lo que hay que evitar es abusar de ellos.

Protege tus labios

Protege tus labios: La piel de los labios es muy fina y, por ello, especialmente sensible a agentes externos como el frío. En invierno es frecuente que los labios se muestren más secos y en algunos casos agrietados. Os damos algunas pautas para su cuidado:

  • Hidratación:

    Es muy importante mantener los labios hidratados, tanto desde dentro (con la ingestión abundante de líquidos) como desde fuera, con la aplicación de bálsamos labiales con ingredientes naturales como la manteca de karité, o el aloe vera. Evita humedecer los labios con tu propia saliva, en lugar de hidratarlos esto hace que se resequen más dado que se suprime su capa protectora.

  • Exfoliación:

    Es recomendable exfoliar los labios con regularidad. Facilitará la eliminación de las pieles muertas y, por lo tanto, la adecuada absorción de los tratamientos posteriores.

  • Fotoprotección:

    Los labios son especialmente sensibles al sol, por lo que no hay que descuidar su protección incluso en invierno, especialmente si se realizan actividades al aire libre, como correr o -más si cabe- en los deportes de nieve.

El estrés

El estrés durante el invierno continúan las clases, el trabajo y demás actividades que pueden llegar a ser estresantes. El estrés nos afecta anímicamente, pero también perjudica a nuestra salud bucodental con ciertas acciones derivadas de él. Morderse las uñas, el lápiz u otros objetos así como fumar más para calmarse pueden pasar factura al estado de nuestra dentadura.

prevenir manteniendo una correcta higiene bucal

Afortunadamente, se puede prevenir manteniendo una correcta higiene bucal y siguiendo estos consejos:

Consejos para el cuidado de tus dientes en navidad

  • Cuida tus dientes sensibles con una pasta de dientes específica para este problema, ya que ayuda a disminuir la sensibilidad dental, además de reparar y proteger las zonas más sensibles de nuestra dentadura.
  • Huye de las pastas con componentes blanqueantes abrasivos, ya que pueden dañar el esmalte dental.
  • Elige un cepillo que no tenga las cerdas demasiado duras, pues podemos dar pie a un cepillado más agresivo y dañar nuestro esmalte. Además, debes usar seda dental para los espacios entre los dientes más cerrados, utiliza un limpiador lingual y no olvidarte de cambiar el cepillo cada tres meses.
  • Adopta una serie de medidas en tu alimentación, como evitar los alimentos ácidos que pueden desgastar el esmalte del diente, como los cítricos. Asimismo, evita también el contraste brusco en las comidas, pasando de alimentos muy fríos a demasiado calientes, o viceversa.
  • No consumas chicles y controla el abuso de alimentos muy azucarados, además de evitar el tabaco, que también daña el esmalte de tus dientes.
  • En época de invierno, intenta respirar correctamente por la nariz y no por la boca, la cual debes proteger además con ropa de abrigo en caso de temperaturas extremas. Tápate la boca cuando estés en la calle. El aire gélido propio del invierno también puede afectar a tu sensibilidad dental.

Recuerda la importancia de hacerte una revisión periódica para prevenir ciertas complicaciones. Te esperamos en Centro Dental Pinatar.

× ¿En qué puedo ayudarle?